Ingresos Pasivos…la verdadera clave de la riqueza

“Vivir de sus rentas” es el sueño para muchas personas, sin embargo lo ven como una meta muy lejana. ¿Qué pasaría si no fuera tan complicado como nos lo han hecho pensar? Bien, pues esa es la realidad. Solo que el concepto está mal interpretado.

El concepto correcto de vivir de las rentas sería tener ingresos pasivos. ¿Qué es un ingreso pasivo? Es obtener una remuneración económica mediante una actividad que no desarrollas tú mismo en el momento. Para ser aún más claro te comparto algunos ejemplos de lo que es un ingreso pasivo:

 

ü  Invertir en la bolsa y tener un rendimiento.

ü  Tener un negocio que no depende de que tú estés presente.

ü  Invertir en Cetes, bonos y otros instrumentos financieros tradicionales.

ü  Tener uno o varios locales comerciales o casas donde cobras una renta mensual.

ü  Prestar dinero en plataformas electrónicas como www.prestadero.com

 

Ahora veamos algunos ejemplos de lo que NO es un ingreso pasivo:

 

o   Cobrar la quincena por tu trabajo de tiempo completo.

o   Brindar asesoría en un tema de tu interés y experiencia.

o   Tener un consultorio médico (en cualquiera de sus ramas) y tú dar el servicio.

 

La gran diferencia entre los ejemplos que sí y los que no son un ingreso pasivo es la cuestión física. Es decir, si yo me encuentro operando mi propio negocio no estoy obteniendo un ingreso pasivo, simplemente estoy intercambiando tiempo por dinero.

 

Te puede interesar: Emprender es fácil 

 

Autores como Robert Kiyosaki (Cuadrante de Flujo de Efectivo) y Michael Gerber (El mito del emprendedor), nos hablan un poco más a profundidad sobre cómo verdaderamente crear sistemas y obtener esos ingresos pasivos que todos deseamos.

 

Por último te dejo una reflexión. Comprar un automóvil, ¿es un activo? Contablemente lo es, pero si lo compras a crédito estas obteniendo todo lo contrario a un ingreso pasivo, estás adquiriendo una deuda. A esta deuda súmale los gastos por servicios de mantenimiento, gasolina, seguros y otros que surjan dependiendo de tus gustos. La única forma en que un auto se convierte, verdaderamente, en un activo es si este te permite movilizarte a lugares donde podrás hacer más negocio y con esto tener mayores ingresos. Analízalo.

 

Deja de quejarte. Actúa.

Humberto Díaz Ramonet

 

@HumbertoRamonet

Escribir comentario

Comentarios: 0